Alergia a AINEs: ¿qué es la “intolerancia o alergia a la aspirina”?

La alergia a AINEs constituye la segunda causa de alergia a medicamentos. Los AINEs o antiinflamatorios no esteroideos son un grupo de fármacos tan comunes como el ácido acetil salicílico, popularmente conocido como aspirina, el ibuprofeno o el diclofenaco.

Ser alérgico a AINEs significa que, tras la administración de alguno de estos fármacos, el paciente experimenta una reacción que puede afectar a un solo órgano, como puede ser la piel, o a dos o más órganos, lo que se conoce como anafilaxia. Estas reacciones pueden aparecer a los pocos minutos o tras varias horas desde la administración del fármaco, y pueden ser muy graves.

Dentro del espectro de reacciones alérgicas o de hipersensibilidad a AINEs, se puede ser, a grandes rasgos:

  • Alérgico a un único AINE y su grupo: por ejemplo, alérgico al ibuprofeno o al dexketoprofeno y al resto de aril-propiónicos (AINEs de su grupo).
  • Alérgico a todos los AINEs: se denomina “intolerancia a aspirina y resto de AINEs”. Como la aspirina es el AINE más potente, los pacientes intolerantes SIEMPRE van a tener síntomas con la aspirina, por eso se ha consagrado el término de “intolerancia a aspirina”. Pero esto implica la intolerancia a todos los AINEs, un determinado paciente puede tener síntomas una vez con ibuprofeno, otra con diclofenaco, etc.


No ha de confundirse esta intolerancia con las molestias digestivas típicas que producen muchos AINEs (dolor o ardor de estómago, a veces náuseas, vómitos o incluso hemorragia digestiva. Estos son efectos adversos comunes de los AINEs, que no se producen por un mecanismo alérgico.

 

Lo que experimentan los pacientes con alergia a AINEs o intolerancia a los AINEs son síntomas de dos tipos:

  1. Síntomas cutáneos: urticaria o angioedema (hinchazón). Lo más frecuente suele ser una reacción facial (periocular o labial) en pacientes que tienen urticaria crónica de base.
  2. Síntomas respiratorios: congestión nasal, inyección conjuntival, estornudos en salva, tos intensa, broncoespasmo (falta de aire con silbidos en el pecho). Este problema se denomina actualmente enfermedad respiratoria exacerbada por aspirina (EREA), lo que antiguamente se conocía como asma inducida por aspirina, y aparece SIEMPRE en pacientes con patología respiratoria de base, concretamente asma y/o rinosinusitis crónica, sobre todo si asocian poliposis nasosinusal.
    El primer síntoma de inicio de la EREA suele ser la congestión, el taponamiento nasal, confundido a menudo con una infección de vías respiratorias altas. Muchos pacientes lo recuerdan como un “resfriado que nunca se curó del todo”. Después aparecen: rinosinusitis crónica, hiposmia/anosmia (disminución/pérdida de olfato), poliposis nasal y, finalmente, el asma.
    El asma puede estar presente en la infancia, desarrollarse en la adolescencia o, lo más común, iniciarse de novo entre 3 meses y hasta 5 años después de la aparición de la congestión nasal y de los pólipos.
    Las reacciones respiratorias por alergia a AINEs pueden aparecer en cualquier momento del curso de la enfermedad o, raramente, ser el inicio de ella. Lo habitual es que un paciente con rinosinusitis y asma, en algún momento, presente una reacción con AINEs.

 

¿Cómo se diagnostica la alergia a AINEs?
En el momento en que se sospecha que un paciente ha tenido una reacción alérgica a AINEs, este debe ser remitido al alergólogo para confirmar el diagnóstico mediante pruebas específicas.
A los pacientes con asma y/o poliposis nasal que toman AINEs sin problemas NO se les deben prohibir por miedo a una posible reacción que igual jamás ocurrirá. Tampoco existen pruebas que predigan qué pacientes van a desarrollar alergia y quiénes no, por lo que no tiene sentido realizar pruebas en aquellos pacientes que toman AINEs sin presentar síntomas de alergia.

 

Tratamiento de la alergia a AINEs
El tratamiento de la alergia a este tipo de medicamentos tiene dos vertientes:

  1. Tratamiento médico-quirúrgico de las enfermedades de base (urticaria, asma, poliposis) y de sus eventuales complicaciones (sinusitis bacteriana aguda, por ejemplo).
    El asma en pacientes con EREA suele ser grave, de difícil control, y la poliposis nasal agresiva y recidivante, con necesidad de múltiples cirugías. Estos pacientes pueden precisar varios ciclos de corticoesteroides orales al año, con los efectos adversos a medio-largo plazo que ello implica. Hoy en día existen también tratamientos biológicos para asma grave que mejoran el control del asma y además disminuyen la necesidad de corticoides y las cirugías de pólipos.
  2. La evitación del AINE. Los AINEs se comercializan bajo multitud de nombres comerciales y se encuentran también en distintas combinaciones antigripales que no precisan de receta para ser dispensados en la farmacia, por lo que el riesgo de reacciones accidentales por alergia a AINEs es elevado. Todos los pacientes deben recibir recomendaciones claras por escrito sobre los fármacos prohibidos y sobre la analgesia alternativa permitida. La intolerancia, una vez diagnosticada, se mantiene, en principio, durante el resto de la vida. En determinados casos, su alergólogo puede valorar la posibilidad de desensibilización a aspirina.

Medicación analgésica alternativa
El paracetamol es el AINE alternativo más usado como analgésico y antitérmico, mientras que los inhibidores selectivos de la enzima COX-2 (medicamentos como etoricoxib, celecoxib, parecoxib) son los fármacos antiinflamatorios de primera opción en estos pacientes. En todos los casos, estos fármacos se podrán permitir solamente tras la comprobación mediante la provocación con el AINE específico, realizada en el Servicio de Alergología de su hospital.
Los pacientes deben saber que hasta la aplicación tópica de un AINE (cutánea mediante cremas o geles para dolores musculares u ocular mediante colirios con diclofenaco, por ejemplo) puede provocar brotes asmáticos.

Dra. Irina Bobolea
Hospital Clínic, Barcelona

 

En Allergy Therapeutics somos expertos en el desarrollo de terapias innovadoras para el tratamiento y la prevención de las alergias. Si tienes cualquier pregunta o quieres más información, no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte.